El deseo de esta rubia madurita siempre había sido el de poder comerle la polla a un negro bien dotado. Y parece que después de mucho buscar, la muy zorra encontró a su “victima”, a la que no dudó en comerle el “rabo” de manera desesperada en medio de un bosque.

     

Publicado el 14-agosto-2013 | Duración: minutos | 6.908 visitas | Categoría: Interracial, mamadas

Etiquetas: ,