- Mientras está tomando un descanso en el patio de su chalet, a la madura le entra un calentón repentino… tiene ganas de sexo y no tiene a su marido en casa… Así que la forma mas rapida de conseguir un buen polvete sin que se entere nadie, es ir a hacerle una “visita” al vecino.