Tras un viaje muy largo, este hombre llegó cansado a casa y solo pensaba en dormir y descansar. Pero su mujer hacía semanas que no le veía y estaba muy necesitada. Así que le recibió desnudándose ante sus narices y ofreciéndole una enculada casera, algo que no pudo rechazar y que no dudó en darle a su salida esposa.

 

     

Publicado el 19-noviembre-2014 | Duración: 18:28 minutos | 7.820 visitas | Categoría: Anal

Etiquetas: , , ,