Hace poco coincidió en un restaurante con una milf muy guapa y que, para su edad, lucía un cuerpazo bestial. La mujer no se cortó un pelo y le dio su número de teléfono, con el cual acabaron quedando en un hotel. Una vez allí a solas y lejos de miradas indiscretas, ambos acabaron aprovechando para pasar la tarde follando y disfrutar juntos del sexo duro.

 

     

Publicado el 17-agosto-2016 | Duración: 15:49 minutos | 8.984 visitas | Categoría: Rubias

Etiquetas: , , ,