Notó a su esposa más caliente de lo normal, por lo que el polvete estaba más que asegurado. Pero lo de hoy no era normal, ya que la tetona estaba ansiosa por probar su polla y de hecho, le pidió sexo anal sin dudarlo y casi sin lubricar su ojete. Ante tal petición, él no hizo otra cosa que obedecer y sin pensárselo dos veces, le metió la polla por el culo sin dudarlo.

 

     

Publicado el 11-noviembre-2014 | Duración: 09:13 minutos | 4.725 visitas | Categoría: Tetonas

Etiquetas: , , ,