Quien le iba a decir a este tipo que, en un paseo normal y corriente por el parque, iba a toparse con semejante negra cuarentona. La mujer está de muy buen ver y, tras una pequeña charla, le invitó a su casa. Una vez allí, pudo probar ese cuerpazo de ébano en una follada interracial, que acabó con sus tetas llenas de lefa caliente.

 

     

Publicado el 28-noviembre-2014 | Duración: 23:17 minutos | 3.618 visitas | Categoría: Interracial

Etiquetas: , , ,