- Hay que ver lo cachonda que me pone el joven ayudante de mi marido… Y es que como el trabajo de mi esposo está en casa, su ayudante siempre se queda haciendo horas extras cuando él se va a jugar al mus con los amigos… Momento que aprovecho yo para seducirlo y follarmelo ante la ausencia de mi maridito.