Tras un breve paseo por su extenso jardín, esta madura japonesa llegó a la piscina y vio como dos chicos se habían colado en ella. En lugar de llamar a la policía o enfadarse, decidió no decir nada, a cambio de poder probar sus pollas en un trío. Los chicos estaban encantados con la idea y al final, se turnaron para taladrar el culo de la asiática, mientras gritaba de placer con la experiencia.

 

     

Publicado el 18-noviembre-2014 | Duración: 21:13 minutos | 5.023 visitas | Categoría: Trios

Etiquetas: , , ,