La primera vez que vio al amigo de su hijo, esta señora acabó encantada y encoñada por el jovencito. Por eso, cuando se quedó en su casa por segunda vez, no dudó en aprovecharse. Al final, la madura acaba enculada por el chaval, que no tiene piedad de su estrecho ojete el cual perfora sin descanso.

 

     

Publicado el 23-enero-2015 | Duración: 20:59 minutos | 8.890 visitas | Categoría: Anal

Etiquetas: , , ,