Mientras esperaba a su mejor amiga, la madre cuarentona de ésta le hizo compañía en su cuarto y quiso darle unos regalos, ya que le estorbaban en casa. Empezó sacando unos videojuegos de su hijo que se había independizado pero, de repente, sacó un arnés con una polla de plástico. La jovencita estaba flipando pero, al final, se dejó llevar por la madura y terminaron juntas follando como dos auténticas zorras.

 

     

Publicado el 8-diciembre-2014 | Duración: 34:42 minutos | 3.837 visitas | Categoría: Lesbianas

Etiquetas: , , ,