- Esta madurita tenía ganas de un buen meneo, y aprovechando que su marido estaba de viaje por trabajo, no se le ocurrio mejor idea, que llamar a la policia para que uno de sus agentes le hiciera gozar con una buena follada.