Nada más llegar a casa, Lisa Ann abrió el whisky y se tomó un copazo. Mientras lo hacía, su joven amante apareció por detrás y comenzó a besarle el cuello, poniendo a la reina de las milfs a tono. Así pudo combinar sus dos pasiones, el whisky y el sexo, para terminar la tarde cabalgando sobre una joven polla y dejándole correrse sobre su cara de viciosa.

 

     

Publicado el 24-octubre-2014 | Duración: 25:21 minutos | 3.468 visitas | Categoría: Morenas

Etiquetas: , , ,