Cada vez que visita a su amiga, la madre de ésta le echa unas miradas muy lascivas. Parece que le gusta la jovencita y un día, la llamó para pedirle algo. Pero era una excusa, ya que lo único que quería de ella, era su coño. La joven decidió seguirle la corriente y al final, disfrutaron juntas de una caliente follada lésbica.

 

     

Publicado el 19-mayo-2016 | Duración: 25:21 minutos | 1.673 visitas | Categoría: Lesbianas

Etiquetas: , , ,