No podía aguantar el empalme que llevaba encima, así que este tipo se metió en el baño y le puso la polla en la cara a su esposa japonesa. Ella no es la típica asiática tímida y recatada, por lo que no dudó en sonreirle y chuparle el rabo a gusto, mientras hacía aguas menores.

 

     

Publicado el 21-agosto-2015 | Duración: 08:16 minutos | 7.035 visitas | Categoría: mamadas

Etiquetas: , , ,