La señora estaba tranquilamente en casa viendo la tele, cuando de repente un ladrón entró a robarle. Pero para su sorpresa, el hombre prefirió echarle un buen polvo a la señora que robar, y ella que estaba con ganas de disfrutar de sexo duro, no le importó para nada acabar follando duro con un desconocido.

     

Publicado el 5-junio-2013 | Duración: minutos | 13.822 visitas | Categoría: Rubias

Etiquetas: ,