Tras una gran discusión con su marido, esta madura estaba algo agobiada y triste. Un amigo de su hijo que por allí se encontraba, decidió hacerle compañía para tranquilizarla, pero ella no estaba para charlas. Lo que hizo la señora para olvidar sus problemas, fue ponerle su polla bien dura, para disfrutarla en una follada anal y olvidarse de todos sus males.

 

     

Publicado el 19-julio-2016 | Duración: 03:02 minutos | 2.235 visitas | Categoría: Anal

Etiquetas: , , ,