Cuando la vio por la calle de paseo, este negro le ofreció ir a su casa a tomar algo. La señora está divorciada y, aunque no es una jovencita, tiene un tipazo y el morbo de hacérselo con una mujer mayor es muy tentador. No le fue difícil convencerla, ya que es una mujer solitaria y nunca rechaza el sexo interracial cuando se le pone por medio.

 

     

Publicado el 24-diciembre-2014 | Duración: 26:56 minutos | 3.778 visitas | Categoría: Interracial

Etiquetas: , , ,