Después de años de aburrimiento casada con su marido, por fin esta madura ha conseguido el divorcio y ahora no hace otra cosa que follar cada día como si fuera una puta. La señora ha cumplido su mayor sueño, tener sexo duro con un negro mandingo, y vaya como se lo ha pasado la madura, no ha dejado al chico ni respirar mientras estaban follando.

     

Publicado el 20-enero-2014 | Duración: 17:45 minutos | 15.441 visitas | Categoría: Interracial, Rubias

Etiquetas: , , ,